miércoles, 4 de julio de 2012

Tarta mousse de chocolate blanco y cerezas al Amaretto

El calor llega y las ganas de encender el horno se van...
Y aunque estoy preparando muuuuuuuchos helados (que pronto os enseñaré), también siempre me apetece hacer algún que otro postre para endulzar "el alma".
El caso es que con las temperaturas que tenemos yo no me atrevo ni siquiera a acercarme al horno, de solo pensar el calor que puedo pasar a su lado es que me da un ataque!
Así que me decidí a preparar esta tarta que lleva una base de galletas y almendras (no hay que hornear, y así nos evitamos pasar más calor del que ya tenemos), sobre la que monté una suave y esponjosa mousse de chocolate blanco cubierta de cerezas frescas confitadas con Amaretto. Como decoración final añadí una cantidad extra de chocolate (ya lo sabéis, amo el chocolate, y si es blanco, y dulce, mmmmmmmmmmm, mejor!)
Ingredientes (para un molde de 16 centímetros)
Base de galletas
Galletas 150 gramos (del tipo que os gusten, yo usé Digestive)
Almendras 40 gramos
Mantequilla 70 gramos
Mousse de chocolate blanco
Chocolate blanco 180 gramos
Claras 2 unidades
Azúcar 120 gramos
Nata 150 gramos
Esencia natural de vainilla a gusto
Gelatina neutra en polvo 6 gramos
Agua para disolver la gelatina 30 mililitros
Cerezas confitadas al Amaretto
Cerezas 250 gramos aproximadamente
Azúcar 1 cucharada si están bien dulces y maduras, 2 cucharadas si están un poco ácidas
Mantequilla 10 gramos
Amaretto 40 mililitros
Chocolate blanco extra para decorar 200 gramos

Base de galletas
En un procesador de alimentos con cuchillas moler las galletas junto con las almendras.*
Derretir la mantequilla, unirla a las galletas y las almendras y forrar la base de un molde desmontable para tartas de 16 centímetros de diámetro.
Llevar a la nevera para que endurezca.
*Si no tenéis procesador de alimentos se pueden moler las galletas poniéndolas dentro de una bolsa para congelación de alimentos y golpeándola esta con un palo de amasar. Las almendras se cortarían a cuchillo muy finamente.
Mousse de chocolate blanco
Derretir el chocolate en el microondas y reservar.
Preparar un merengue italiano haciendo un almíbar con el azúcar y el al agua y luego volcándolo sobre las claras apenas montadas.
Batir la nata a medio punto junto con la esencia de vainilla.
Hidratar la gelatina en agua y disolverla llevándola 10 segundos al microondas.
Mezclar el chocolate derretido junto con la nata montada, agregar el merengue y por último la gelatina.
Verter la mousse sobre la base de galletas y llevar a la nevera de un día para otro. También puede llevarse al congelador y los tiempos de enfriado se reducirían notablemente.
Cerezas confitadas al Amaretto
Lavar bien las cerezas, sacarles el hueso y ponerlas en una sartén junto a la cucharada de azúcar y la mantequilla. Cocinarlas siempre removiendo durante 5 minutos y luego agregar el Amaretto. Dejar cocinar por 5 minutos más, retirar del calor y dejar enfriar completamente.
Una vez que la mousse toma consistencia y las cerezas están frías, se puede terminar de montar la tarta y decorar a gusto (yo le puse unos rulos de chocolate, bien crujientes y vistosos!)
Espero que os guste y a disfrutar del verano!

16 comentarios:

  1. Gimena, esta tarta es absolutamente espectacular, sos una genia con los postres, las tortas, los cupcakes!!! Un beso,

    ResponderEliminar
  2. Gustarme no, me encanta y sin horno es lo mejor. Es verdad que da una pereza increíble, yo he venido hace un rato con un montón de ciruelas que me ha dado mi padre de su huerta e iba a hacer una tarta en el horno pero he desechado la idea, veré qué hago con ellas. Besos

    ResponderEliminar
  3. ¡Espectacular! Riquísima tiene que estar. Estoy deseando ver tus helados también.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Tartas frescas son lo que apetece ahora y desde luego con esta receta y tus fotos acabo de dejarme los dientes en la pantalla!!! Impresionante la combinación de sabores y texturas, me apunto esta receta, muchas gracias!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡¡que bonita!! no quiero ni pensar como sabrá.. me entran unas ganas de probarla solo de pensarlo... esta receta te la voy a robar porque tiene ser rica a la fuerza...

    ResponderEliminar
  6. una delicia de tarta, y con una presentacion muy original! besitos

    ResponderEliminar
  7. FICOU LINDA DEMAIS,GOSTO MUITO DE CHOCOLATE E COM AS CEREJAS FICOU PERFEITA.
    BJS

    ResponderEliminar
  8. Vaya exquisitez guapa, para chuparse los dedetes, qué maravilla!!!

    ResponderEliminar
  9. Ahora mismo aquí está lloviendo y mañana bajan las temperaturas, rondaremos los 20 con suerte, así que el horno no me molesta, fíjate que he tenido que ponerme una bata hace un rato porque en manga corta tenía frío.
    Pero la tarta sin horno también me encanta!

    ResponderEliminar
  10. Si es que con este calor no apetece encender el horno aunque yo me sigo resistiendo,Lo enciendo y me voy de la cocina echando un ojillo de vez en cuando porque sino...ufff,q calor!
    Si que apetece esta tartica fresca para rematar una buena comida,tiene una pinta estupenda!!
    Besicos.

    ResponderEliminar
  11. Espectacular la presentación¡ y sin horno, no se le puede pedir más. Es preciosa y con estos ingredientes bien rica. Un fuerte abrazo, Teresa

    ResponderEliminar
  12. Bueno veo que nos ha gustado a todas la opción de tarta sin horno. Has triumfado :)

    ResponderEliminar
  13. Qué buenooooooooo...(es lo único que se me ocurre decir)Eres una artista preparando dulces!
    Besos guapísima!

    ResponderEliminar
  14. Por dios, que maravilla!!. Yo me derrito con algo asi delante de mi.

    besines

    ResponderEliminar
  15. Qué delicia de tarta!!!!
    Es una combinacion perfecta pra mi, asique, ponme un buen trozo que acabo de terminar de comer!! ;)
    Un beso y buen finde

    ResponderEliminar
  16. Andaaaa! y esto tan bueno!!!! esas cerezas me han llamado mucho la atención!!! Una tarta fenomenal:))) Bss

    ResponderEliminar