jueves, 25 de noviembre de 2010

Pastel invertido de piña


Whole Kitchen en su propuesta dulce de noviembre nos invita a participar de su grupo realizando este delicioso pastel invertido de piña, y como es mi primera receta con ellos, me hace especial ilusión realizarlo y a la vez poder compartirlo con vosotros.
Este pastel fue muy popular en los años 20 en Estados Unidos, debido a que la piña en conserva estaba muy de moda en aquellos años, y fue precisamente en 1920 cuando apareció por primera vez una receta de este delicioso pastel. 
La piña en conserva se encontraba a un precio muy bajo y las recetas en torno a ella no dejaban de sucederse, pero este pastel se hizo tan popular que cuando una de las compañías más conocida envasadora de piñas en Estados Unidos organizó un concurso de recetas, recibió más de 2500 de este mismo pastel.
Hoy en día podemos encontrarnos muchas versiones de él, con distintas frutas y distintos tipos de masa, por eso yo hoy aquí aporto mi granito de arena con una de ellas que comparto con vosotros.




Ingredientes:
Para la cubierta:
Mantequilla 10 gramos
Azúcar moreno 30 gramos
Una rodaja de piña en almíbar
30 mililitros del almíbar de la piña
3 cerezas en almíbar para decorar
Para el bizcocho:
Huevos 30 gramos
Azúcar moreno 30 gramos
Nata 30 mililitros
Almíbar de piña 20 mililitros
Harina 35 gramos
Levadura Royal 2 gramos.
Preparación
Colocamos el azúcar, el almíbar y la mantequilla en una cacerola pequeña y lo cocinamos a fuego medio hasta que todo se haya disuelto y adquiera una textura homogénea. Seguidamente lo dejamos cocer un poco más hasta que veamos que el azúcar empieza a caramelizar, unos 2 o 3 minutos.
Seguidamente retiramos del fuego y lo vertimos sobre el molde que vayamos a utilizar, el cual previamente habremos engrasado por los laterales. Colocamos encima la rodaja de piña y las cerezas en el centro y reservamos.
Batimos el azúcar con la mantequilla hasta blanquear, agregamos el huevo, la nata y el almíbar de piña, incorporamos muy bien. Por último ponemos la harina previamente tamizada con la levadura Royal.
Vertimos esta preparación sobre la rodaja de piña que se encuentra en el molde, alisamos bien y horneamos por aproximadamente 25 minutos o hasta que pinchando con un palillo en el centro, este salga limpio.
Una vez tengamos nuestro pastel horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde unos 5 minutos. Seguidamente lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo.
Tips
  • La rodaja de piña debe estar bien escurrida de almíbar, ya que si no mojaría demasiado la masa del bizcocho.
  • Es este caso yo usé un aro redondo para cocinar el pastel, y como no tenía base metálica usé papel vegetal para que no se pegara la base del pastel y además para que me fuera más fácil darlo vuelta y poder desmoldarlo.
  • Al hacer el caramelo para la cubierta es interesante que éste adquiera cierto color, así se lo transmite a la piña y esta queda más pintoresca.
  • Hay que tener especial precaución a la hora de hornear el pastel en no fiarse del color "tostado" del bizcocho, ya que la base de caramelo y la piña le confieren mucha humedad, y aunque parezca ya listo, tal vez por la parte de abajo todavía se encuentre un poco crudo, por eso hay pinchar con un palillo y fijarse bien de que ya está listo.
  • Para que desmoldar el pastel sea más sencillo debemos hacerlo cuando aún tiene cierta temperatura, ya que si se enfría por completo el caramelo tomará más consistencia y la tarea será un poco más complicada.
 Bon apetit!

11 comentarios:

  1. ¡¡Me encanta!! Te ha quedado precioso así pequeñito!!
    Mira que está rico este pastel!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. q de cosas mas ricas que haces.... me encanta entrar y cotillear las recetas, que ya me encargaré de hacer algun dia :)
    Un besazo guapa!!

    ResponderEliminar
  3. Que pinta tan exquisita !! Te ha quedado monisimo asi pequeñito.Suerte en el concurso.Bss Esther

    ResponderEliminar
  4. ¡Ummm!, la foto está diciendo ¡cómeme!. Deliciosos.
    besos

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué tartas más bonitas y qué cuidada la presentación, se ven deliciosas!

    ResponderEliminar
  6. Chicas, muchas gracias a todas! Me dan ánimos y alegría para seguir cocinando.
    Besos a todas!

    ResponderEliminar
  7. Por algo te llamaste Dulcegimena, te va que ni pintado, eres super-dulce y tus creaciones así lo demuestran. Un beso y felicidades por esta recetita.

    ResponderEliminar
  8. Que foto tan bonita!!! Se ve deliciosa la tarta.....;)

    ResponderEliminar
  9. Acabo de ver tu blog, que me ha recomendado Mº José, y que grata sorpresa que he tenido.
    Es un blog fantástico que ya he anotado en mis seguidos.
    Enhorabuena por ese arte que tienes.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Ana, siempre es grato leer tus palabras, me dan mucha alegría! Gracias guapa por estar siempre ahí.
    Gloria, un gusto tenerte aquí conmigo, es un placer contar con tu presencia.

    ResponderEliminar
  11. Ummm, pero que presentacion mas bonita y apetecible, me encanta la piña.

    ResponderEliminar