jueves, 7 de octubre de 2010

Tiramisú cupcakes

La idea era darle una vuelta de tuerca al tiramisú de toda la vida, y como me encanta hacer cupcakes, y además me parece ideal el tamaño que tienen, opté por esta opción para realizarlo.
El tema estaba en como montarlo de modo tal que no pierda su esencia, porque estaba claro que iba a ser un cupcake, pero sobre todas las cosas debía ser un tiramisú.
 Esta vez no quise ser demasiado osada, y seguí la receta casi al pie de la letra, en lo único que me desvié un poco fue al incluir chocolate dentro de la crema de mascarpone, porque me daba la sensación de que si lo ponía por encima corría el riesgo de perder por el camino más chocolate del que finalmente llegaría a mi boca, y obviamente no estaba dispuesta a  permitir semejante pérdida.
En resumidas cuentas lo que hice fue un bizcocho bañado con almíbar de café, cubierto por una suave crema de queso mascarpone rellena de pepitas de chocolate.
Aquí va la receta, que sinceramente recomiendo porque es espectacular! Rica, riquísima y rápida, rapidísima de hacer, así que manos a la obra.



Ingredientes (Para 24 unidades)
Bizcocho
Mantequilla 125 gramos
Azúcar 125 gramos
2 huevos medianos
Harina  Bizcochona 125 gramos (ya tiene la levadura Royal incorporada)
Nata 50 mililitros
Cubierta
Queso mascarpone 250 gramos
Mantequilla 100 gramos
Azúcar glass 150 gramos
Pepitas de chocolate 50 gramos
Almíbar
Azúcar 100 gramos
Agua 150 mililitros
Café expreso 30 mililitros
Licor de café 30 mililitros
Procedimiento
Bizcocho: Batir la mantequilla blanda a temperatura ambiente con el azúcar hasta blanquear, agregar los huevos de a uno, la nata y luego la harina previamente tamizada.  Rellenar las cápsulas para cupcakes hasta la mitad y llevar al horno precalentado a 180º C y cocinar por espacio de 10 a 12 minutos aproximadamente.
Cubierta: Batir la mantequilla blanda a temperatura ambiente con el azúcar glass. Agregar el queso mascarpone y batir bien de modo que quede una crema suave, sedosa y untuosa. por último agregar las pepitas de chocolate o simplemente chocolate troceado pequeñito. Reservar en la nevera para que tome cuerpo
Almíbar: Preparar un almíbar liviano con el azúcar y el agua (que hierva aproximadamente 10 minutos). Al retirar del fuego agregar el café y el licor de café.
Montaje: Con una jeringuilla embeberemos el bizcocho con el almíbar de café, de este modo no correremos el riesgo de manchar los papelillos tan chulos de los cupcakes. Con una manga pastelera pondremos la crema y por último alguna decoración a gusto.
Tips
  • La nata en la masa del bizcocho le confiere una increíble humedad y a su ves permite que siga siendo muy esponjoso.
  • En el almíbar el café expresso puede ser reemplazado perfectamente por 2 cucharadas de café soluble.
  • El licor de café debe agregarse siempre fuera de la fuego, ya que sino se evaporaría casi por completo.
  • En cuanto al almíbar debemos tener en cuenta la siguiente regla: Bizcocho caliente- almíbar frío, o, bizcocho frío- almíbar caliente. Y me preguntarán por qué!? Es sencillo, de este nos aseguramos una excelente absorción,  sin chorreaduras ni nada.
Y hasta aquí mi último paso por la cocina, espero lo probéis porque está buenísimo y es muy rápido y fácil de hacer.

Bon apetit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario