domingo, 17 de octubre de 2010

Mermelada casera de membrillo

Ayer por la mañana haciendo la compra casi muero de la emoción cuando veo aquellos apetecibles frutos amarillos expuestos en la frutería. Si, mi corazón latía más rápido, poco a poco una gran sonrisa se esbozaba en mi cara, mi imaginación volaba a los fogones de casa (buéh, a la vitro en realidad) para verme allí preparando con ellos algún dulce de esos de guardar, de los que haces hoy pero puedes comer tan ricamente dentro de algunos meses (claro, eso si llegan).
Bueno, qué puedo contarles? Me abalancé sobre ellos y sin dudarlo ni un segundo me apoderé de algunos cuantos.


Mi idea esta vez fue realizar una mermelada de membrillo, más que el típico dulce súper compacto que se suele comprar en el mercado (como por ejemplo el que usé en las galletas pepas).
Ahora sí vamos a l lío, y os explico la receta que es súper fácil y rápida (hay truquillo!!!)




Ingredientes
Membrillos pelados y limpios 1 kilo
Azúcar 500 gramos
Zumo de 3 naranjas

Pelar y limpiar bien los membrillos, son iguales que las peras por dentro, así que sería hacer lo mismo que cuando nos comemos una de ellas, la única diferencia es que son bastante más duros.
Cortarlos en trocitos, agregarles el azúcar y el zumo de naranja. Cocinarlos a fuego suave, en una olla de base gruesa, hasta que notemos que los trocitos de mebrillo están blandos. En este momento con la ayuda de un pisapuré los machacamos bien y los convertimos ¿Adivinen en qué? Si, si, en un puré.
Seguimos cocinando un rato más, hasta que notemos que tienen una consistencia de mermelada un tanto liviana, vamos, que le falta punto. Pues bien, este es el momento de retirar del calor, ya que al enfriar toma consistnecia.
Tips
  • Como los membrillos son bastante duros para pelarlos yo me ayudé de un pelador de verduras; me fue mucho más fácil y lo hice rapidísimo.
  • En este caso la primara parte de cocción de los membrillos la realicé en la olla expréss, así que no tardé nada, de nada, unos 6 o 7 minutillos, y luego de pisarlos demoré otros 10.
  • Para guardar el dulce se pueden usar envases de cristal que previamente debemos hervir por 10 minutos en una olla, con sus tapas incluidas. Luego se deben poner en una fuente de horno boca abajo y llevar al horno para secar en él a una temperatura de 160º C. Luego de realizados estos dos pasos, se llenan los envases, se tapan y se ponen boca abajo hasta que el dulce se encuentre frío. El poner los envases boca abajo produce un cierto efecto cierre al vacío.
Rico, rico, rico.
Bon apetit!

1 comentario:

  1. Anónimo26/5/13 4:01

    Hola, hice la mermelada y realmente fue un exito, a mis nietos les encanto, asi que ahora estoy haciendo mas, muy buena la receta, gracias.

    ResponderEliminar