viernes, 22 de octubre de 2010

Bizcocho húmedo de chocolate y naranja

Un bizcocho para el desayuno de la mañana, acompañado de mi siempre rico café con leche, o porqué no, un bizcochito para la merienda. Para mí es de agradecer algo dulce para el desayuno o la merienda, y ya estaba echando en falta algún bollito casero. Hace unos días atrás preparé una mermelada de membrillo, y como me encanta, todos los días me hacía unas ricas tostadas y las acompañaba de mi dulce casero, pero bueno, para no cansarme he decidido preparar este bizcocho, que por cierto tiene la mejor combinación de sabores, naranja-chocolate, claro, ésto según mi parecer.
Pues bien, aquí mi última dulzura.




Ingredientes
Azúcar glas 150 gramos
Glucosa 25 gramos
Mantequilla 125 gramos
Huevos 2
Maicena 25 gramos
Harina 150 gramos
Leche 80 mililitros
Levadura Royal 10 gramos
Ralladura de la piel de una naranja
Zumo de una naranja
Chocolate 50 gramos
Almíbar:
200 mililitros de agua
50 gramos de azúcar
Dos trocitos de corteza de naranja
Glaseado de naranja
Zumo de naranja 30 mililitros
Azúcar glas 150 gramos

Batir la mantequilla a temperatura ambiente juntos con el azúcar y la glucosa hasta blanquear. Incorporar los huevos de a uno y mezclar bien.
Tamizar la harina, la maicena y la levadura Royal e incorporar al batido anterior intercalando con la leche. Mezclar bien hasta homogeneizar.
Dividir la preparación en dos partes. A una parte incorporarle el chocolate previamente derretido (yo lo hago en el microondas, unos 30 o 40 segundillos bastan; también puede hacerse a baño maría). A la otra parte agregarle la ralladura de naranja y el zumo.
Engrasar y espolvorear con harina un molde de 18 centímetros. Verter en él las preparaciones anteriores, siempre intercalando los colores de masa. Por último con un palillo de brocheta mover la preparación dentro del molde en forma de espiral. Esto hará que la masa del bizcocho tenga apariencia veteada.
Cocinar a 180º C aproximadamente por 45 minutos o hasta que pinchando en el centro con un palillo, éste salga limpio.
Para el almíbar poner en un cazo el azúcar junto con la corteza de naranja y el agua, hacer hervir 5 minutos.
Una vez que el bizcocho sale del horno, se lo deja enfriar y luego se lo baña con el almíbar preferentemente caliente.
Glaseado: Batir el azúcar glas junto con el zumo de naranja y verterlo sobre la superficie del bizcocho. Lo bueno que tiene este glaseado es que gracias a su textura cae y se empareja solo sobre la superficie del bizcocho.
Tips
  • La glucosa en la preparación aporta humedad, de todos modos puede omitirse y en su lugar poner azúcar.
  • Al momento de agregar el chocolate, éste no debe estar demasiado caliente, porque sino derretiría demasiado rápido la mantequilla que hay en la preparación.
  • En este caso yo elegí saborizar una parte del bizcocho con naranja, pero bien podría cambiarse por limón, mandarina, café o lo que la imaginación les diga.
  • Cuando se termina de incorporar el zumo de naranja hay que comprobar que la mezcla no quede demasiado líquida, de ser así deberemos agregar unas cucharaditas de harina (2 o 3).
Espero que os guste.
Bon apetit!

9 comentarios:

  1. ¡Qué delicia de bizcocho,tiene una pinta estupenda!
    Besitos

    ResponderEliminar
  2. Que pinta más buena tiene el bizcocho, con tu permiso, me cojo un trocito y la receta tb. ya te contaré y los Tips de agradecer.Buen fin de semana. Besitos

    ResponderEliminar
  3. El domingo está de cumple una amiga que es intolerante a la lactosa¿ se puede hacer con margarina y cambiar la leche por...?, sería un buen regalo verdad?? Gracias

    ResponderEliminar
  4. Hola Carmen! Si, si,la pinta es buena, pero el sabor mmmmmm.... buenísimo! Besos y feliz fin de semana!!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Wendy! Claro qué sí! Un trocito para ti y la receta toda tuya! Qué decirte!? El regalo me parece estupendo! No hay nada más lindo que recibir algo hecho con el cariño de las manos de un amigo. Pues bien, te diré, la mantequilla tranquilamente la puedes sustituír por margarina, pero bueno, debo decirte que el sabor no será exactamente el mismo. Una opción muy válida es también reemplazarla por aceite, eso sí, en menos cantidad, por ejemplo para esta receta serían unos 70 mililitros. Yo sinceramente me decantaría más por la segunda opción, ya que el aceite aporta muchísima humedad a los bizcochos y hasta usando aceite de oliva ni se nota el sabor. Y ahora en cuanto a la leche, pues muy simple, puedes usar algún vino dulce como un Málaga Virgen por ejemplo, y te diré que triunfarás, le quedará un sabor estupendo, me atrevería a decir que casi mejor que el de la receta original.
    En fin, espero haberte ayudado y ya me contarás.
    Feliz fin de semana!!!!

    ResponderEliminar
  6. Me pongo manos a la obra, te contaré. Es una amiga a la que quiero mucho y la pobre nunca puede comer tarta en su cumple, creo que estará feliz. Muchisimas gracias. Lo dicho buen finde.

    ResponderEliminar
  7. ..ya es miercoles, y estoy feliz que mi hija ya está en casa despues de un mes y medio. El domingo llevé el pastel a mi amiga, con los cambios que tú me dijiste, se le saltaron las lágrimas cuando lo probó estaba delicioso. Lo hice en un molde savarin, con forma de flor y le puse un gran lazo a modo de chalotta. Muchísimas gracias. Besos

    ResponderEliminar
  8. Wendy, cómo me alegro por el éxito de tu pastel, y por supuesto por que tengas a tu hija en casa.
    Saludos linda!

    ResponderEliminar
  9. Mmmmm...todas las recetas tienen una pinta estupenda!!! y un aspecto super jugoso los bizcochos!!!

    Enhorabuena y un abrazo desde Mallorca!

    Patricia

    ResponderEliminar