viernes, 24 de septiembre de 2010

Red velvet cupcake

Pero cuantas ganas tenía de hacer esta receta! Siempre me llamó muchísimo la atención. Será por su color? Sin lugar a dudas en un principio si, pero luego de ver miles de recomendaciones de hacerlo y sobre todo de comerlo, no podía pasar ni un minuto más sin hacerlo.
Este es un dulce de origen y tradición norteamericano, y como sus primos hermanos el cheesecake y el brownie, es súper famoso y sobre todas las cosas exquisito.
La masa del bizcocho es de un color rojo intento, esponjosa y ligera, por lo cual un cream cheese frosting le viene estupendo, ya que le aporta un toque particular de dulzor, pero con cierta acidez. También es muy común encontrar al red velvet acompañado de un buttercream de vainilla, ciertamente muy rico y suave, pero desde mi punto de vista como el cream cheese frosting no hay.




Ahora sí, vamos a la recetuqui que es lo que importa.
Ingredientes

Harina  280 gramos

10 gramos de levadura Royal

1 cucharadita de sal

2 cucharaditas de cacao en polvo tipo valor
Colorante alimentario rojo una cucharada generosa

Mantequilla sin sal a temperatura ambiente 115 gramos

Azúcar 280 gramos

2 huevos grandes

Buttermilk 245 gramos

Vainilla líquida una cucharadita*

Bicarbonato de sodio una cucharadita

Vinagre blanco una cucharadita


* El buttermilk se puede obtener dejando reposar la leche con unas gotitas devinagre o limón unos 15 minutos.
Cream Cheese Frosting
Queso crema 450 gramos
Mantequilla a temperatura ambiente 115 gramos
Vainilla líquida una cucharadita
Azúcar glacé 250 gramos
    Bizcocho: Batir la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta formar una crema, luego agregar los huevos de a uno. Tamizar la harina con la sal, el bicarbonato, la levadura y el cacao. Diluir el colorante alimentario en el buttermilk y añadir la vainilla líquida. Ir agregando de forma alternada los secos y los líquidos a la preparación de huevos, azúcar y mantequilla. Por último incorporar el vinagre.
    Rellenar moldes de papel de cupcake (buéh, madalenas!) hasta la mitad y llevar a cocinar al horno precalentado a 180º C por espacio de 15 o 20 minutos.
    Cream cheese frostin: Mezclar la mantequilla a temperatura ambiente con el queso crema y la vainilla líquida, por último agregar el azúcar glacé.
    Buenísimo!
    Bon apetit!

    14 comentarios:

    1. la buttermilk cuantas gotitas de limón se le echa...mas o menos? que yo soy capaz de meterle el zumo de medio limón...y 245 gramos...en leche + limón cuanto es? :D gracias!

      ResponderEliminar
    2. por cierto, me encanta la decoración que escogiste y los moldes en rojo...geniales!!

      ResponderEliminar
    3. A ver, a ver... Limón al igual que si usaras vinagre son unas gotitas, 2 o 3, no es necesario más. Y en cuanto al peso de la leche, son 245 mililitros o centímetros cúbicos. Y si, los papelillos rojos quedan chulos.

      ResponderEliminar
    4. Estas cupcakes me han dejado loca.. vamos, que voy a tardar muy poco en hacerlo.. yo estoy empezando a entrar poco a poco en elmundo del fondant y de los cupcakes y tengo mucho que aprender... estoy algo perdidilla, pero bueno.. un besito y sigue ensenando lo que tu sabes...

      ResponderEliminar
    5. Hola Celia! A que están chulos los cupcakes? Ya verás que te quedarán estupendos. Poco a poco iré poninedo trabajos en fondant y truquillos también jeje... Saludos y hasta la próxima receta!

      ResponderEliminar
    6. Hola Gimena,

      Me han encantado tus cupcakes. Yo había hecho el bizcocho y de sabor quedó muy rico, pero no me quedó rojo, y eso que le eché todo el botecito de colorante de la marca vahine. Así que te pregunto, ¿qué colorante has utilizado para que te queden tan "rojitos"? Y otra cosa, los quería preparar para que mi hijo los lleve al cole por su cumple, ¿cuántos te han salido con esta receta? Gracias por tu receta y por tu tiempo. Un cordial saludo,
      María Dulce

      ResponderEliminar
    7. Hola María Dulce! Te cuento que la marca de colorante que utilicé fue Sugarflair, pero también se pueden usar perfectamente los de Wilton o Squires kitchen, todos los puedes conseguir en tiendas de repostería, o por ejemplo en Club Cocina o en The American Store (ambas en Madrid). Y en cuanto al rendimiento te cuento que con esta receta te salen aproximadamente 30 cupcakes de tamaño regular (como una madalena de toda la vida). Espero haberte ayudado y cualquier duda aquí estoy para "intentar" colaborar. Saludos!
      Dulcegimena

      ResponderEliminar
    8. Hola Gimena!
      Quería hacerte una preguntita...
      ¿¿Cómo pones el horno para que no se te "doren" por arriba??
      He hecho muchas veces cupcakes y suelo hacerlos de colores, pero siempre me quedan como doraditos por arriba.
      El horno he probado a ponerlo de 3 formas distintas: ventilación, calor arriba y abajo o ventilación con calor abajo. El resultado es siempre el mismo, se doran por arriba.
      No es un tema de temperatura porque la pongo como mucho a 175º (generalmente 160/170).
      Utilizo los colorantes de Wilton.
      ¿¿Podrías indicarme cómo pones tú el horno para que te queden tan bonitos??
      ¡¡Muchas gracias!!

      ResponderEliminar
    9. Una curiosidad:
      El red velvet , por lo que leí una vez, es un pastel que surgio en la epoca de la guerra de independencia, durante la guerra, al no tener harina en condiciones (limpia y blanca), para que no tuviera un aspecto mas llamativo y apetecible, le añadían remolacha a la harina para teñirla, y por eso ese color rojo intenso... hoy día, no se si siguen haciéndola así en algún lugar o lo han sustituido con el tinte alimenticio, pero ese fue el origen, quien la prueba espera que sea de fresa o frutos rojos por su aspecto, pero nada de eso, simplemente es un bizcocho con una densidad suabisima como la seda, y un frosting que te derrite la boca.
      Una curiosidad que pensé que os interesaría.
      yo la primera vez que lo vi, fue en New York en una cafetería de Harlem, que según parece, era su especialidad... y me pareció deliciosa la tarta, tan grande, tan gordita, con dos capas de relleno interior, mas el frosting gordito y generoso por fuera... ver el corte de la tarta era una delicia para la vista y degustarla... para el paladar, así que a disfrutar de esta delicia.

      Saludos
      Emma

      ResponderEliminar
    10. Hola Gimena,

      Gracias por contestar tan pronto. Acabo de hacer los cupcakes y me han quedado geniales (gracias a tus claras indicaciones). Mi hijo está flipando en colores, por lo llamativos que son. He utilizado el colorante de Wilton y me han quedado "rojo pasión"... y de sabor, muy ricos.
      Muchas gracias y seguiré tus recetas, especialmente si son dulces...
      María Dulce

      ResponderEliminar
    11. Hola José Ángel y Elena! Muchas gracias por vuestro interés. La verdad es que me habéis dejado pensando... Yo el horno lo suelo usar con ventilación, calor por arriba y abajo. Pero sinceramente creo que vuestro problema se debe más que nada al horno y a su forma de cocinar. Hay algunos puntos a tener en cuenta al momento de confeccionar piezas de pastelería, y son básicamente los siguientes:
      1- El uso de ventilación en el habitáculo del cocción es lo ideal, ya que de este modo el calor fluye de forma pareja y no hay partes más hechas que otras (obviamente esto es en teoría, no?)
      2- Cuando realizamos piezas pequeñas, como en este caso los cupcakes, o por ejemplo galletas, la temperatura del horno puede elevarse un poco más, ya que no corremos el riesgo de resecar por fuera la masa y que por dentro nos quede cruda (cosa que pasaría por ejemplo con un bizcocho, que es de dimensiones más amplias). Por eso no creo que el tema de la temperatura sea el fallo.
      3-Cada horno es un mundo, y uno a fuerza de prueba y error tiene que aprender a conocerlo. El mío por ejemplo cocina un pelín más por detrás que por delante, así que ya sé que a mitad de cocción debo dar vuelta lo que estoy haciendo para que tome color parejo.
      Y bueno, en cuanto a lo que me han dejado pensando, ahora pasaré a contarles lo que se me ha pasado por la cabeza para ver si le encontramos alguna solución al tema y así puedan hacer cupcakes sin "doradito".
      Yo probaría calor por arriba y abajo pero poniendo un nivel más arriba de la bandeja de los cupcakes otra bandeja, a modo de techo (obviamente sin que los toque eh!) Esto estoy segura de que no falla, porque funciona a modo de barrera y no permite que se resequen, y mucho menos que se "doren" ciertas preparaciones; digamos que funciona como si le pusiéramos un papel aluminio.
      En fin, yo lo intentaría así. Y como les dije anteriormente, estoy casi segura que el problema es el horno, y claro, encontrarle la vuelta.
      Suerte y ya me contareis.

      ResponderEliminar
    12. Emma! Muchas gracias por la información, me ha encantado! Siempre es bueno saber un poco el porqué de las cosas. Por cierto que también la comida, sus colores, aromas y sabores también pueden transportarnos a momentos pasados, a lugares distantes... Y en este caso a tí al Harlem...
      Gracias guapa, un gusto haber tenido tus palabras.

      ResponderEliminar
    13. Cuánto me alegro María Dulce por tu éxito con los cupcakes y mucho más por la alegría de tu niño! A seguir cocinando y también coloreando!
      Saludos!

      ResponderEliminar
    14. Estoy flipando con tus cupcakes!!!!!¿Por qué no te he conocido antes?jjejeje

      ResponderEliminar