martes, 21 de septiembre de 2010

Peras al vino tinto

Un modo tentador y apetitoso  para comer fruta. Si! Y es que a veces el cuerpo pide "frutita", y como me es casi imposible frenar mi impulso de estar haciendo algún postrecillo, se me ocurrió, por qué no, hacer esta receta. Es un postre ligero, rapidísimo de preparar, sano, saludable, irresistible y sobre todo facilísino.
Veamos los ingredientes y el procedimiento, y sin más vueltas a hacerlo y degustarlo, que esta última es la mejor parte.

Ingredientes
4 peras limoneras
100 gramos de azúcar
400 centímetros cúbicos de vino tinto
Una ramita de canela
Unas tiritas de piel de naranja

Pelar las peras y colocarlas en una olla junto con el azúcar, el vino, la canela en rama y la piel de la naranja. Cocinar a fuego suave, e ir dándolas vuelta de tanto en tanto para que adquieran color parejo por todos los lados. Estarán listas cuando el vino se haya evaporado casi por completo, quedando apenas un dedito de él en la olla, y también si tocamos las peras notaremos que están blanditas al tacto, sin que lleguen a romperse. En este momento retiramos las peras y dejamos unos minutillos más el vino al fuego para que termine de reducir y nos quede como un jarabe de cierta consistencia que luego usaremos para acompañar a las peras en el momento de servir.




Nota: Es importante que las peras estén algo duras, ya que de otro modo al cocinarlas se terminarían haciendo un puré, y esa no es la idea.
Este es un postre que si lo servimos tibio y lo acompañamos de helado de nata o vainilla queda de vicio; también es muy recomendable un poco de crema chantilly o nata montada, pero si simplemente optamos por las peras y la reducción del vino, vamos a quedar más que satisfechos, porque de por sí el aroma que desprende, el colorido, y el sabor que tiene es magnífico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada